Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Hoy, 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

Desde preventiahbo queremos recordar la necesidad de la prevención, así como la importancia de la alimentación, el ejercicio físico y la actitud positiva ante esta enfermedad.

En España una de cada ocho mujeres están diagnosticadas con cáncer de mama y aunque el porcentaje en hombres es mucho menor no debe ser nunca ignorado. Para prevenir el inicio de nuevos cánceres se han estudiado factores de riesgo y factores de protección.

Algunos factores de riesgo como la edad, antecedentes personales de cáncer de mama o enfermedad benigna, antecedentes familiares, cambios heredados en los genes, mamas densas… son inevitables, pero existen otra serie de factores que podemos reducir como el tabaco, la obesidad o evitar productos cancerígenos.

Por otro lado, existen una serie de factores de protección que nos permitirán prevenir la enfermedad:

  • Promover los hábitos saludables.
  • Mantener una alimentación adecuada.
  • Desarrollar ejercicio físico de forma habitual.
  • Realizar un descanso óptimo y rutinario.
  • Reducir del estrés.
  • Desarrollar técnicas de meditación, visualización… manteniendo una actitud positiva ante la vida y la enfermedad.
  • Contar con un entorno afectivo satisfactorio.

Y sobre todo no olvides que ante esta enfermedad:

NUNCA ESTÁS SOLO

Los beneficios de la melatonina y su efecto anticáncerígeno.

La melatonina o N-acetil-5-metoxitriptamina es una hormona encontrada en todos los organismos vivos, en concentraciones que varían de acuerdo al ciclo diurno/nocturno.

Una vez que entiendas cómo funciona la melatonina, puedes seguir unos sencillos pasos para usarla correctamente a fin de obtener ayuda con los patrones de sueño, la descompensación horaria y otros problemas.

Es una hormona producida por la Glándula Pineal (cerebro). Regulariza y controla nuestro reloj biológico, mejora el sueño, estimula el sistema inmune y protege el sistema nervioso central, influyendo también en el sistema reproductivo, cardiovascular y neurológico. Es un antioxidante que protege cada parte de la célula y cada célula del organismo, incluyendo neuronas.

Esta hormona disminuye con la edad. Cuando el hombre envejece, la Glándula Pineal se calcifica y produce menos melatonina. Existe más en los niños, por ello se dice que los adultos tienen más problemas para dormir que los jóvenes.

▬ Beneficios de la melatonina ▬

  • Estimula el sistema inmunológico lo que permite una defensa contra virus y bacterias.
  • Actúa como antidepresivo y regulador del humor y las emociones.
  • Mejora el insomnio regulando la cantidad y la calidad de las horas de sueño.
  • Puede ayudar a reducir los síntomas de los trastornos digestivos, como síndrome de intestino irritable.
  • Tiene beneficios sobre el sistema nervioso central.
  • Excelente antioxidante depurando los radicales libres y evitando el envejecimiento.
  • Efectos antiinflamatorios.

▬ La melatonina contra el cáncer ▬

  • Estimula la producción de sustancias que optimizan el sistema inmunológico tales como la interleuquina-2, la cual ayuda a identificar y atacar a las células mutadas que ocasionan el cáncer maligno.

  • Inhibe el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos tumorales (angiogénesis tumoral), lo que ralentiza la propagación del cáncer.

  • Retarda la propagación del cáncer al estimular la actividad citotóxica de los macrófagos y monocitos, y al activar el sistema de citoquinas, lo cual ayuda a inhibir el crecimiento tumoral.

  • Inhibe el crecimiento tumoral al contrarrestar el estrógeno (la división celular se ralentiza durante la noche, cuando la producción de melatonina llega a su máximo nivel). Se descubrió que cuando la melatonina se adhiere a una célula de cáncer de seno, contrarresta la tendencia de los estrógenos a estimular el crecimiento celular.

  • Limita el daño oxidativo al ADN a través de su acción antioxidante.

¿Como tomar melatonina? lo mejor es empezar tomando una cápsula de melatonina siempre a la misma hora para normalizar de esta forma los horarios. Los resultados deben ser muy positivos: despertar por la mañana bien descansado, con nuevos ánimos y energías.

Si por el contrario evidencia una sensación continua de sueño, debe consultar a su médico para que le indique la dosis adecuada.

▬ Alimentos que contienen mucha melatonina ▬
  • Alga.
  • Semillas ( las semillas de sandía o las semillas de calabaza).
  • Frutos secos.
  • Verduras y hortalizas.
  • Jengibre.

Podemos afirmar que la melatonina aumenta la eficacia de nuestro sistema inmunológico, aumentando nuestras defensas naturales y preservándonos de las enfermedades en general (gripe, resfriados, etc.), cáncer, patologías cardiovasculares y autoinmunes.

¡Cuidado con nuestra piel!

13 DE JUNIO: DÍA EUROPEO DEL CÁNCER DE PIEL

El mayor responsable del cáncer de piel es la radiación ultravioleta, que recibimos de una exposición incorrecta al sol.

En España, la incidencia de melanoma aumenta un 10% cada año, y esa cifra nos hace pensar que debemos cambiar nuestros hábitos de exposición al sol, la protección utilizada y que nuestra percepción del riesgo sea mucho mayor. Esa es la clave para que ese 10 % anual no continúe, sino que vaya en disminución.

En un reciente estudio, en el que se entrevistaron 1100 personas, se obtuvieron unos resultados realmente preocupantes:

  • El 80% de la población solo considera que está expuesta al sol cuando está en la playa o en la piscina y no cuando está simplemente realizando sus tareas cotidianas al aire libre.
  • Fuera de la playa y la piscina las precauciones para evitar las radiaciones se reducen o se eliminan. En días de verano al aire libre, mientras realizamos nuestras actividades cotidianas tan solo el 42,2% se aplica crema protectora en la cara y el 20,4% dice que no utilizar protección alguna.
  • En el tramo horario entre las 12 y las 16 horas es cuando las radiaciones solares son más peligrosas y sin embargo, en esa franja horaria es cuando hay más personas que se exponen al sol en la playa (42,6%).
cancer-de-piel

Las quemaduras en la piel provocadas por los rayos ultravioleta son lesiones agresivas que de manera reiterada y a largo plazo (20-30 años) pueden derivar en un cáncer. Recordemos que la piel tiene memoria y por esa razón es fundamental evitar las quemaduras. En este estudio, encontramos uno de los datos más alarmantes y es que el 25% de la población se quema la piel siempre o a veces. Y esa cifra aumenta hasta un 38% cuando se delimita la edad al tramo de 16 a 24 años.

La mayor parte de los cánceres de piel son producidos por una exposición inadecuada durante la infancia y la juventud. Por lo tanto, desde clínica Preventia creemos que es de vital importancia mantener una buena protección en los niños y además educarles en hábitos de protección adecuados, para que puedan continuar con esas medidas a lo largo de su vida.

10 formas fáciles de prevenir el cáncer día a día

Más de la mitad de las muertes por cáncer, pueden ser prevenibles, o al menos intentar evitarlas a través de cambios saludables en el estilo de vida que llevamos de forma diaria.

Por ello, te proponemos 10 consejos que puedes empezar a hacer desde ya, y que te ayudarán a llevar una vida más saludable y sin sorpresas:

  1. Optimice sus niveles de Vitamina D: tome el sol de manera responsable, siempre con precaución y sin sobre-exponerse. La vitamina D creada por la exposición al sol o una cama de bronceado segura es la mejor forma de optimizar sus niveles de vitamina D.
  2. Evite el consumo excesivo de proteínas: Por regla general consumimos más proteínas de las que realmente necesitamos, por ello deberías plantearte reducir el consumo, ya que si es ingerida de manera excesiva, podría tener un gran impacto en el crecimiento del cáncer.
  3. Consuma productos germinados: Los productos germinados pueden contener hasta 100 veces más enzimas que las frutas y vegetales crudos, lo que le permitirán a su cuerpo extraer más vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales de los alimentos que consume.
  4. Reduzca el uso de los productos de limpieza: Las sustancias químicas utilizadas en los productos de limpieza son bastante nocivas para la salud, intente minimizar su uso o cambiarla por limpiadores menos agresivo como el agua con jabón.
  5. Utilice productos de belleza más ecológicos: Existen miles de sustancias químicas en los productos para el cuidado personal y pocas han sido sometidas a pruebas de control de calidad y seguridad. Aplicar sustancias químicas en su piel en realidad es peor que consumirlas, ya que son directamente absorbidas por la piel.
  6. Deshágase de los utensilios de cocina anti-adherentes: Hay que tener cuidado con esto porque cuando las sartenes se calientan, el recubrimiento comienza a romperse, liberando de esta manera toxinas que podrían ser muy perjudiciales. Estas toxinas pueden acumularse en la sangre y con el tiempo pueden provocar enfermedades crónicas como el cáncer.
  7. Beba agua pura: Un sistema de filtración para toda la casa es la mejor opción para eliminar el cloro, la cloramina, el amoníaco, los subproductos de desinfección y otros contaminantes de todas las fuentes de agua.
  8. Consuma alimentos orgánicos y cultivados localmente: Muchos pesticidas y herbicidas son potencialmente cancerígenos, y es posible que este expuesto a ellos cuando come productos de origen animal y productos de cultivo convencional.
  9. Evite los alimentos enlatados
  10. No utilice el microondas: Si calienta en el microondas su comida en recipientes de plástico, podría a acelerar la velocidad en la que los productos químicos potencialmente cancerígenos puedan filtrarse en los alimentos

Cómo el estrés crónico afecta al cáncer

El estrés psicológico provoca inflamación, característica que afecta a la mayoría de las enfermedades, desde la obesidad y la diabetes hasta enfermedades cardiacas y sobretodo al cáncer. Poseer herramientas eficaces para manejar el estrés es algo bastante importante para conservar una salud óptima.

Las células cancerosas generalmente se extienden a otras áreas del cuerpo por medio de los vasos sanguíneos, o a través del sistema linfático. La hormona del estrés llamada norepinefrina, puede aumentar la tasa de crecimiento del cáncer, como también puede producir cambios en ciertas células del cáncer que las vuelven resistentes a la muerte celular.

Un estudio realizado en ratones demostró que cuando los animales estaban estresados crónicamente, sus sistemas linfáticos experimentaron cambios que permitieron que el cáncer se propagara más rápido y con mayor facilidad.

La epinefrina, otra hormona del estrés, también provoca cambios en ciertas células cancerígenas, especialmente en el cáncer de próstata y el de mama, de manera que las hace resistentes a la apoptosis (muerte celular).

Esto lleva a la conclusión de que el estrés emocional puede contribuir tanto al desarrollo del cáncer como a la reducción de efectividad de los tratamientos, lo que no conviene bajo ningún concepto al enfermo que está sufriendo dicha información.

Si tienes problemas de estrés, no dudes en visitar Clínica Preventia, podemos ayudarte. Llámanos al 91 007 45 13 e infórmate de todos nuestros tratamientos.

Cómo protegerse contra el cáncer de colon

En España se diagnostican una media de 32.200 nuevos casos de cáncer de colon cada año, lo que representa un 15% del total de los cánceres diagnosticados. Es la segunda causa de muerte por cáncer solo por detrás del cáncer de pulmón.

Aprovechando que mañana se celebra el Día Mundial de la Prevención contra el Cáncer de Colon, queríamos tratar este tema e informar de una serie de consejos que podrían ayudarte a prevenir el cáncer de colon:

    fruit-1227550_1280
  • Comer más vegetales y algunas frutas: Los vegetales contienen antioxidantes y otros compuestos (como el magnesio) que combaten las enfermedades, los cuales son muy difíciles de conseguir de cualquier otra forma. Los vegetales también son una de las mejores formas de fibra alimenticia. Los estudios han demostrado que las personas que comen más vegetales tienen menores tasas de cáncer
  • Comer más fibra: Se ha asociado la fibra alimentaria con un menor riesgo de cáncer colorrectal, especialmente la incidencia del adenoma colorrectal y el cáncer de colon distal.
  • Optimizar los niveles de vitamina D: Regular la exposición al sol, el uso de una cama de bronceado de alta calidad y/o la suplementación con un suplemento de vitamina D3 puede llevar a sus niveles de vitamina D al rango óptimo.
  • Evitar carnes procesadas: Las carnes procesadas son aquellas curadas a través del ahumado, salado, o la adición de conservadores químicos. Ejemplo de ellas son el tocino, jamón, pastrami, salami, pepperoni, algunas salchichas, hamburguesas, etc. Particularmente los nitratos que se agregan a estas carnes como conservantes, colorantes y saborizantes, son lo que suelen causar problema.
  • Tener precaución con las carnes rojas: Es posible que la carne roja no sea el problema en sí misma, sin embargo, la forma en que es cocinada, y la fuente de la que proviene, probablemente sí que lo sea. Se recomienda el consumo de carnes de animales criados de manera orgánica con pasto y cocinarlas ligeramente, sin llegar a altas temperaturas que la quemen.
  • Hacer ejercicio: Hacer ejercicio disminuye los niveles de insulina, y el control de los niveles de insulina es una de las maneras más eficaces de reducir el riesgo de cáncer. También mejora la circulación de las células inmunológicas en la sangre.
  • Mantener un peso saludable: Numerosos estudios han vinculado la obesidad con diferentes tipos de cáncer, incluyendo el de colon.
  • garlic-1808_640
  • Limitar su consumo de alcohol y dejar de fumar: Tanto el consumo excesivo de alcohol como el tabaco están asociados con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.
  • Comer ajo: Se ha demostrado que el ajo mata las células cancerosas. Además los que consumen grandes cantidades de ajo crudo también parecen tener un menor riesgo de cáncer de estómago y colorrectal.
  • Hacerse colonoscopias: Si tiene más de 50 años debería hacerse mínimo una colonoscopia cada 10 años
cancer-celulas

Disminuye el desarrollo de tumores agresivos: la dieta sin arginina

Los investigadores del Instituto Oncológico de Barts de la Universidad Queen Mary han revelado que las células cancerígenas que son privadas del aminoácido arginina, podrían carecer de la capacidad para desarrollarse y sobrevivir.

El tratamiento con un medicamento reductor de arginina, desaceleró el progreso de la enfermedad y extendió la supervivencia sin progresión en casi seis semanas en los pacientes con mesotelioma. Mientras que la mayoría de las células pueden internamente sintetizar la arginina, se cree que ciertas células cancerígenas tienen un defecto metabólico importante que les hace incapaces para hacerlo.

El ayuno intermitente también ha demostrado que mejora la supervivencia en animales con cáncer, como también ha demostrado que puede extender la vida útil.

celula-madre

Otra forma para ‘matar de hambre’ a las células cancerosas es con una dieta cetogénica, la cual requiere eliminar todo excepto los carbohidratos vegetales sin almidón, y reemplazarlos con grasas saludables y cantidades limitadas de proteínas de alta calidad.

La premisa es que, dado que las células cancerígenas necesitan glucosa para desarrollarse, y los carbohidratos se convierten en glucosa en su cuerpo, entonces al bajar el nivel de glucosa en la sangre a través de la restricción de carbohidratos y proteínas, las células cancerosas, mueren por inanición, literalmente.

Curiosamente, la arginina se encuentra en alimentos ricos en proteínas, por lo que al limitar el consumo de las proteínas, también puede limitar naturalmente algunas fuentes externas de arginina para las células cancerígenas.

Dieta cetogénica: lista de alimentos

De la dieta cetogénica ya hemos hablado anteriormente y en varias ocasiones, pero hoy queremos ir más allá y os traemos una lista detallada de alimentos, por un lado de los que debes comer y por otro los que debes anular de tu alimentación de la forma más inmediata posible tengas cáncer, o no. Los porcentajes a tener en cuenta son:

  • Aproximadamente un 80% de grasa (con un 30-60% de triglicéridos de cadena media procedentes de fuentes como el coco y otro 20-50% de huevos, carnes, aceite de oliva, frutos secos, aguacates, mantequilla orgánica, sebo o bacon).
  • Un máximo de 5-10% de glucosa, entre 20 y 40 gramos al día (procedentes de vegetales -algunos de ellos fermentados-, algas, hongos, la parte correspondiente de carbohidratos de los frutos secos y algunos frutos del bosque).
  • Un máximo de 10-15% de proteínas, entre 40 y 70 gramos al día (una parte procedente de órganos, pescado, huevos, frutos secos y mariscos, y la otra parte de piel, cartílagos, gelatina de muy alta calidad o caldo de huesos).

La lista de alimentos a tener en cuenta es la siguiente:

  1. Prohibidos (y que cualquier persona, enferma o no, debería eliminar o restringir considerablemente)
  2. Sólo con eliminar de la dieta estos alimentos se producirá un gran beneficio: debería ser el primer objetivo si un enfermo es renuente a seguir de forma estricta la dieta.

    • Azúcar
    • Edulcorantes artificiales
    • Cereales, integrales o no
    • Pan
    • Bollería
    • Pasta
    • Chocolates con azúcar, bombones
    • Carnes procesadas de forma industrial
    • Cualquier alimento procesado y en cajas: galletas, helados, etc
    • Aceite de girasol
    • Soja y derivados (salvo consumo ocasional de productos fermentados de soja, como el Natto, aunque no son imprescindibles)
    • Leche
    • Yogures industriales
    • Margarina
    • Pescado y marisco de baja calidad (la gran mayoría)
     
  3. Prohibidos o restringidos (pero que pueden ser consumidos por personas sanas, aunque con moderación)
    • Patatas
    • Legumbres
    • La mayoría de las frutas
    • Arroz (he estado a punto de incluirlo en la anterior lista)
    • Restringidos (debido a su carga glucémica)
    • Remolacha
    • Guisantes
    • Zanahorias
    • Nata y quesos curados, procedente de leche cruda de animales criados en pasto
    • Kéfir de la misma leche
    • Proteína de suero de leche
    • Yogures griegos de alta calidad
    avocado-933060_1280  
  4. Permitidos
    • Vegetales (todos excepto los restringidos listados anteriormente), orgánicos, crudos en su mayor parte (pueden hacerse batidos) y algunos fermentados. Sobre todo crucíferas (coles de Bruselas, brócoli, col rizada, repollo, coliflor…)
    • Vegetales de hoja verde (espinaca, acelga…)
    • Ajo, puerro y cebolla
    • Vegetales fermentados
    • Especias variadas y de calidad, mejor si proceden de tu propio cultivo (prácticamente todas las que se te ocurran, mejor si se combinan varias en cada plato: pimienta, cayena, tomillo, laurel, clavo, romero, orégano, perejil, pimentón, mejorana, ajedrea, comino, cúrcuma, curry, canela, etc…)
    • Brotes y germinados
    • Setas y hongos
    • ginger-1191945_1280
    • Algas (cada vez es más difícil encontrarlas de calidad, aquí gastaría dinero en asegurarme que compramos un alimento lo más limpio posible)
    • Frutas
    • Aguacate
    • Coco
    • Limón y lima
    • Frutos del bosque (arándanos, grosellas, frambuesas y moras)
    • Animales (carnes y pescados)
    • Salmón de la mejor calidad posible
    • Caballa
    • Sardina
    • Marisco (crustáceos y moluscos) de calidad
    • Animales de caza o de crianza ecológica: hígado, corazón, riñones, cerebro, orejas, patas, morro, lengua, huesos, piel y, ocasionalmente, carne de músculo
    • Jamón ibérico y ocasionales embutidos caseros de muy alta calidad
    • Foie gras de calidad (sin porquerías añadidas)
    • Frutos secos y semillas (con cuidado y contando la cantidad que ingerimos)
    • Nueces de Macadamia
    • Almendras
    • almonds-768699_1280
    • Avellanas
    • Semillas de lino
    • Semillas de Chía
    • Grasas
    • Mantequilla orgánica clarificada o Ghee
    • Sebo y manteca de animales criados con pasto
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Aceite de coco orgánico
    • Aceitunas
    • Mayonesa casera de calidad
    • Otros aceites como el de orégano
    • Estevia de calidad
    • Cacao puro
    • Leche de coco
    • Café orgánico
    • Leche de almendra y avellana (con moderación)
    • Sal del Himalaya
corriendo-personas

La importancia del ejercicio en los pacientes con cáncer

Cada día es más evidente que hacer ejercicio durante y después del tratamiento contra el cáncer puede reducir el riesgo de morir a causa de este, así como el riesgo de recurrencias, aumentar la energía y minimizar los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer convencional.

Puede ser difícil ponerse a hacer ejercicio en estas condiciones, sobre todo si está batallando con problemas como náuseas, fatiga y otros efectos secundarios relacionados con el tratamiento. Sin embargo, podría ser de gran ayuda pensar en los beneficios que pueden obtenerse del ejercicio.

El ejercicio ayuda a disminuir el riesgo de cáncer y mejora los resultados mediante la normalización de sus niveles de insulina, disminución de los niveles de estrógeno y testosterona y mejora de la circulación de las células inmunológicas en la sangre.

Ahora bien, si padece de cáncer, tendrá que adaptar la rutina de ejercicios a sus circunstancias, tomando en cuenta su condición física y salud actual. Puede que sea capaz de seguir un programa de ejercicios regular incluyendo una variedad de ejercicios como los de estiramiento, de fuerza, aeróbicos y anaeróbicos. Sin embargo, a veces igual necesitará bajar la intensidad de los ejercicios o hacerlos durante sesiones más cortas.

nadando

Lo más importante es que escuche siempre a su cuerpo y si siente que necesita un descanso, no dude en hacerlo. Tiene que tener en cuenta que hacer ejercicio aunque sólo sea unos minutos es mejor que no hacer nada y notará que su condición física irá en aumento siendo capaz de completar ejercicios más complicados con el paso del tiempo. Si tiene el sistema inmunológico debilitado, lo mejor es que haga ejercicio desde su casa en lugar de ir a un gimnasio.

Pero tenga siempre en cuenta que el ejercicio le ayudará a estimular su sistema inmunológico, por lo que es muy importante que continúe con sus ejercicios si padece de enfermedades crónicas o cáncer.

A pesar de todos estos consejos, hay algo que siempre debe tener en cuenta, y es los consejos de su médico, el que le ayudará y aportará las recomendaciones adecuadas para que todo vaya bien.

frutos_rojos_cancer

¿Qué debo comer si tengo cáncer?

Mucha gente cree que una vez diagnosticado el cáncer ya no hay nada que hacer más allá de los tratamientos de quimioterapia, radioterapia y cirugía, pero no es así, siempre se puede hacer más. A través de la alimentación podemos avanzar mucho ya que se puede intentar influir en el microambiente tumoral y ponérselo lo más difícil posible al cáncer para que sobreviva y progrese. De hecho se ha demostrado que una alimentación con un 80% de vegetales y un 20% de proteína animal puede ayudarnos en la prevención y el tratamiento de dicha enfermedad.

Existen varios mecanismos que favorecen el crecimiento y desarrollo de los tumores:

  • Sistema inmune deprimido
  • Ambiente inflamatorio
  • La glucosa, la insulina y el exceso de IGF-1 (factor de crecimiento similar a la insulina)
  • Exceso de radicales libres. Estrés oxidativo
  • Angiogénesis
  • Obesidad

Esto es justo lo que hay que evitar y por ello necesitamos que el sistema inmune esté activo para prevenir y ayudar en el tratamiento de la enfermedad. La comida basura, la carne roja en exceso, los embutidos y lácteos, alimentos azucarados y los industrializados inhiben al sistema inmune, por lo que no son nada recomendables, sin embargo, podemos elegir alimentos que activen el sistema inmune como semillas de lino, setas, vegetales de hoja verde, algas, leche materna o pescado azul.

jengibre_cancer

También es importante que eliminemos los alimentos inflamatorios y potenciemos la presencia de alimentos antiinflamatorios: jengibre, cúrcuma, canela, frutos secos, ajo, cebolla, brócoli, col, etc.

Otro aspecto a tener en cuenta es consumir alimentos de baja carga glucémica, como son: legumbres, vegetales, hortalizas, entre otros. Y por último pero no menos importante, hay que potenciar el consumo de antioxidantes como son el té verde, vegetales de hoja verde, cacao, algas, legumbres, aceite de oliva, etcétera.