Tratamiento del cáncer con ejercicio.


El cáncer se puede prevenir y tratar de una forma muy sencilla: haciendo ejercicio físico.
La práctica de ejercicio físico realizado de manera habitual, no solamente nos permite una mejoría física y mental, sino que pondrá en funcionamiento algunos mecanismos corporales que ayudan a prevenir el cáncer.


¿Por qué practicar ejercicio?

En un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard en 2015, se descubrió que las pacientes con cáncer de mama que hacían ejercicio moderado de tres a cinco horas a la semana, redujeron a casi la mitad sus probabilidades de morir a causa de cáncer, en comparación con las pacientes sedentarias.

Del mismo modo, los investigadores estudiaron el impacto de la actividad física en la recuperación y supervivencia de los pacientes con cáncer de colon en etapa III y descubrieron que los pacientes con más actividad física disminuyeron el riesgo de una nueva aparición a casi la mitad.

Una de las principales razones de la importancia de realizar ejercicio físico es porque disminuye los niveles de insulina. Controlar estos niveles de insulina es una de las formas más poderosas de reducir el riesgo de cáncer. También se ha estudiado la posibilidad de que la apóptosis (muerte celular programada) pueda ser desencadenada por el ejercicio, lo que provoca que las células cancerígenas mueran. Esta teoria fue demostrada en dos estudios realizados en el 2016, donde ratones que corrían en ruedas desarrollaron menos tumores en la piel y de menor tamaño. El segundo estudio descubrió que el ejercicio reduce el número y tamaño de pólipos intestinales.


Otras investigaciones han demostrado que:
  • Hacer ejercicio moderadamente durante seis horas a la semana podría reducir la mortalidad del cáncer colorrectal.
  • Tres horas de actividad física a una intensidad moderada a la semana podrían disminuir el riesgo de mortalidad a causa del cáncer de próstata en casi un 30%, y disminuir la tasa de progresión de la enfermedad en un 57%.
.
Estrategias adicionales para ayudar a prevenir el cáncer

El ejercicio es una faceta importante de la prevención y el tratamiento del cáncer, pero no la única. También llevar un estilo de vida saludable es determinante:

  • Optimizar los niveles de vitamina D. La vitamina D influye en prácticamente todas las células del cuerpo, siendo una de los elementos más anticancerígenos que disponemos en nuestro organismo, siendo capaz de provocar una apóptosis (muerte celular) en las células tumorales.

  • Evitar tomar alcohol. Entre otros muchos inconvenientes, las bebidas alcohólicas producen oxidación celular además de contener tóxicos perjudiciales para nuestro organismo.

  • Evitar el azúcar, especialmente la fructosa. Todas las formas de azúcar son dañinas para la salud en general y promueven el cáncer. Sin embargo, la fructosa es claramente una de las formas más perjudiciales y debería evitarse en medida de lo posible.

  • Curcumina. Éste es un ingrediente activo de la cúrcuma y en altas cantidades puede ser de gran ayuda en el tratamiento del cáncer. Por ejemplo, se ha demostrado que tiene potencial terapéutico para prevenir el cáncer de mama.

  • Evitar los alimentos quemados o carbonizados. Se ha descubierto que la acrilamida (un carcinógeno creado cuando los alimentos se cocinan en exceso) aumenta el riesgo de cáncer.

  • Obtener grasas omega-3 de alta calidad y origen animal como las del aceite de krill. La deficiencia de omega-3 es un factor común del cáncer.

  • Evitar los productos de soja sin fermentar.

  • Tomar un zumo verde al día.

  • Mantener un peso corporal saludable. Esto se producirá naturalmente si come de acuerdo con sus necesidades nutricionales y hace ejercicio adecuadamente.

  • Mejorar la sensibilidad de los receptores de insulina. La mejor manera de hacerlo es evitando el azúcar y los granos y asegurándose de hacer ejercicio.

  • Asegurarse no tener deficiencias de yodo. El Dr. David Brownstein propone que la deficiencia de yodo está relacionada con el cáncer de mama. De hecho, el yodo tiene propiedades anticancerígenas y se ha demostrado que mata las células de este tipo de cáncer.

Fitness sport couple running jogging outside on road beautiful nature landscape. Runners training together for marathon run. Asian female sports woman and fit male fitness man in full body length.

Comparativa de personas activas e inactivas

Los hombres y mujeres activos tienen:

  • 20 a 30 % menos riesgo de cáncer de seno.
  • 38 % menos riesgo de cánceres invasivos de seno.
  • 30 a 40 % menos riesgo de cáncer de colon.
  • 55% menos riesgo de cáncer de pulmón.

Desde clínica Preventia te invitamos a realizar ejercicio físico de forma habitual que te permitirá conseguir importantes beneficios para tu salud.

Disfruta de una vida saludable y divertida.

Deja un comentario